El Rol del Coach en el Ambiente Corporativo
El Coach es una persona que tiene habilidades y competencias en los dominios de la observación y la escucha.
La dinámica del Coaching, como lo dice su término, proviene del ámbito de los deportes.
En el deporte profesional los equipos tienen un Coach.
El Coach es quien observa la acción y determina que le está faltando al equipo para alcanzar el resultado buscado.
Fuera del partido el Coach es quien guía al equipo en los entrenamientos para que desarrollen y entrenen esas habilidades y competencias que no existieron en el pasado, mientras supervisa la acción.
En el ámbito institucional y corporativo el Coach cumple funciones análogas al Coach deportivo.
Es quien detecta en las personas o equipos qué competencias, cualidades o habilidades no se están poniendo "en juego".
Asimismo es quien invita a las personas a convocar el compromiso suficiente para transitar el camino del aprendizaje de dichas competencias.
La objetividad en la observación (o escucha) que requiere el entrenamiento hace indispensable que el Coach sea una persona ajena al equipo, ya que cuenta con un enfoque o una perspectiva neutral.
El Coach no es quien nos enseña, es quien ofrece preguntas para encontrar otras perspectivas sobre la misma situación, proporciona dinámicas y técnicas que facilitan el aprendizaje y posee competencias para escuchar el compromiso real de quienes estén desarrollando la acción, dirigiendo y supervisando dicho aprendizaje.
Según Esteban Pinotti el Coach es el encargado de detectar lo que fuera que esté faltando y tiene las habilidades para acompañar a su coachee (entrenado) en su proceso de aprendizaje y entrenamiento.
Por tanto, el Coach es quien facilita el proceso de aprendizaje.

Ante el gran cambio que se produjo en el mercado mundial de los negocios, los filósofos, sociólogos, psicólogos y personas que estudian el comportamiento humano dentro del mundo corporativo han llegado a ciertas conclusiones:
Aquellas empresas que no logren transformarse, desde las personas que la componen, revirtiendo maneras de ser, pensar, sentir, comunicar y trabajar en equipo, no podrán hacer frente ante los cambios culturales que propone la nueva realidad del mundo de los negocios, con un contexto globalizado, competitivo y en permanente cambio y expansión.
La nueva realidad corporativa a la que nos referimos obliga a las organizaciones mirar hacia adentro y preparar a sus integrantes para hacer frente a esos cambios.

El conocimiento técnico de los integrantes de la empresa es necesario, pero no suficiente.
Hoy la empresa emergente requiere de personas con un gran dominio humano, ampliando y desarrollando su flexibilidad, creatividad, adaptabilidad, que sepan comunicar y escuchar, liderar, generar contextos propicios para el éxito y el trabajo en equipo.

El concepto antiguo de ser y accionar de una empresa, los organigramas y funciones, deben dar lugar a una nueva forma de gestión empresarial.
Es ahí donde entra en juego el Coaching corporativo. 

Los gerentes y directivos de hoy deben ser grandes líderes y creadores de contextos.
Deben transformarse en personas capaces de motivar, contener, crear, generar un contexto de compromiso, responsabilidad y unión.
Deben tener la capacidad de formar equipos proactivos que logren una sinergia efectiva y poderosa.
Esta nueva manera de ser de la empresa requiere una transformación de las personas que la componen.
Requiere dar un vuelco y no solo enfocarse en la capacitación tradicional de sus integrantes.
Capacitar a las personas en el "know how" de sus funciones y la metodología de trabajo no es hoy en día una ventaja competitiva.
Este estilo de capacitación corporativa tradicional genera equipos con el conocimiento necesario para su función pero no con las "competencias ontológicas" que requiere el resultado que buscan las empresas.
Cuando nos referimos a competencias ontológicas hablamos de todo lo referente al dominio humano de la persona: sus cualidades, habilidades, modelos mentales, estructuras de pensamiento, paradigmas...
"Todo lo que la persona es y puede ser". 
El desarrollo y la optimización de las cualidades, las habilidades y competencias en los integrantes de las organizaciones es el nuevo desafío de las empresas de hoy.
El resultado de un proceso de Coaching corporativo: personas que no solo saben hacer correctamente su función sino que amplian las competencias para obtener desempeños que ayer eran imposibles, generando resultados empresariales sin precedentes.
 
SEO by Artio

Los_7_pilares

Pie_del_front_page_lineas_Vertical Por_que_elegir Pie_del_front_page_lineas_Vertical anos_de_experiencia Pie_del_front_page_lineas_Vertical Contacta Pie_del_front_page_lineas_Vertical
© 2017 Escuela Internacional de Coaching